¿Sabes que el muérdago está considerada como una planta mágica ya desde la época de los Celtas? Es el símbolo de la paz, un poderoso amuleto protector de las casas y sus moradores.

Es por esto por lo que se cree que el muérdago proporciona suerte y amor eterno.

Según la tradición, el muérdago se tiene que regalar cerca de fechas navideñas y, una vez en casa, se ha de colocar cerca de la puerta de entrada para que no pasen los malos espíritus.

Al año siguiente, en el Día de Santa Lucía, 13 de diciembre, el muérdago tiene que quemarse y sustituirse por uno nuevo que también tiene que ser regalado.

Y así cada año.

¡No lo pienses más y regala muérdago a tus seres queridos!

0
× WhatsApp